jueves, 8 de abril de 2010

Fantasías sexuales: sexo lésbico


Muchas mujeres fantasean con hacer el amor con otra mujer, esto no quiere decir que sean en verdad lesbianas, sino que el imaginarse en una situación semejante les produce morbo.

Las fantasías sexuales estimulan la más poderosa zona erógena “el cerebro”, aumentan la libido y ponen sazón a la vida sexual. Son algo normal y necesario; no importa de qué traten ya que el objetivo no es cumplirlas, sino que sirvan de estimulante.

Muchas mujeres se cuestionan su propia sexualidad porque sienten especial interés por la fantasía de sexo lésbico, pero en verdad una cosa no tiene que ver con la otra.

Una mujer puede desear a otra en su imaginación por la similitud que tiene con la propia masturbación y porque posee su misma anatomía, por tanto será una excelente amante. La fantasía sexual del sexo lésbico en las féminas se debe principalmente a que nadie conoce mejor a una mujer, que otra mujer.

Lo que más resalta de esta fantasía es el hecho de que la persona imagina que su compañera la elevará a las nubes del placer con tan solo mover un dedo. En algunas ocasiones las fantasías pueden hacerse realidad, pero nunca van a ser tan deliciosas como en la imaginación.

Fuente: sexologia.net

1 comentario:

  1. Las señoritas heterosexuales pueden tener una fantasía con una lesbiana y creer que la relación erótica entre dos mujeres se resume en la penetración y la mutua masturbación. En este caso, no necesita de una compañera. Pero si desea conocer y practicar tribadismo, sí.

    El caso es que las mujeres heterosexuales ignoran qué cosa es el Tribadismo y no pueden saberlo, hasta practicarlo.

    ((El arte amatorio entre dos mujeres es desconocido, aún en el plano imaginario))

    ResponderEliminar