miércoles, 19 de septiembre de 2007

Paulina Rubio: «no soy lesbiana»

Paulina Rubio le reclamó judiacialmente una indemnización de 6.000 euros a su ex asistente quien comentó sobre su supuesto lesbianismo en la televisión española. Pero la jueza del caso ha desestimado la querella por entender que ser lesbiana no es deshonroso.
Si Paulina Rubio pretendía "salvarguardar" su honor, ha conseguido justo el efecto contrario. Y es que Paulina, demandó a su ex assistant manager, Fran José Benedicto y a la cadena Telecinco por informar en sus programas sobre su supuesto lesbianismo. Para la jueza, los comentarios sobre Paulina nada tienen que ver con el derecho a la propia imagen. En cuanto a la orientación sexual de la cantante «es un tema que ha dejado de pertenecer a su esfera privada (...) limitándose los demandados que hablaron de este tema en esos programas, a poner de manifiesto la existencia de esos rumores de lesbianismo que existían en Iberoamérica desde hace años».
La Jueza señala en su escrito que la propia Paulina ha jugado con esa ambigüedad con fines promocionales No hay delito en contra del honor de Paulina «por cuanto la condición de homosexual de una persona en la actualidad no debe ser entendida como "deshonrosa" y además la propia demandante ha consentido de forma tácita esa polémica acerca de sus gustos sexuales y ha llegado incluso a "jugar" con ella con fines promocionales».
Fuente: 20minutos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada