viernes, 26 de octubre de 2007

Beth Ditto: Muchos kilos de talento

Beth Ditto pesa más de 100 kilos. Además de ser inmensamente gorda, es activista lesbiana y feminista a ultranza. Tiene una voz contundente, como su cuerpo, como toda ella, una garganta privilegiada que emite sonidos que se clavan dentro de uno. Y una tendencia irrefrenable a despelotarse en los conciertos, mostrando sus axilas sin depilar y sus enormes piernas cargadas de celulitis.

Explica sin inmutarse que no usa desodorante, que de pequeña comía ardillas, que le gusta el sexo más que a un tonto un sonajero y que está orgullosa de comerse dos cajas de helados solo para asegurarse de que va a seguir siendo ella misma.Esta derribadora de estereotipos se ha convertido en un icono del rock y en uno de los personajes más populares de la prensa sensacionalista británica. Lidera el trío punk The Gossip --que significa cotilleo-- y, a sus 26 años, personifica todo lo "políticamente incorrecto". Todos esos ingredientes han hecho que Ditto sea considerada la persona viva más cool del rock&roll por la revista New Musical Express y que haya protagonizado varias portadas en todo el mundo, la mayoría, por supuesto, desnuda y sin depilar. En la última de ellas, la francesa Les inrockuptibles, aparece, como Dios la trajo al mundo, desafiante y con un enorme beso en su nalga derecha.
Excesiva hasta la saciedad, esta joven de Arkansas mezcla en sus canciones letras reivindicativas, feministas e incluso lésbicas. Muchos han comparado su voz con la de Janis Joplin y con la de Aretha Franklin (si a esta le hubiera dado por el punk) y ella, respecto a su potencia vocal, solo ha dicho: "Nunca he tenido una voz muy reservada. He intentado bajarle el tono pero no pude". Su primer contacto con la música fue un coro de gospel en una iglesia. Pero ella siempre acababa saliéndose del conjunto. A los compañeros originales de The Gossip --Nathan Howdeshell y Kathy Mendonca-- los conoció en el 98 y, con ellos, actuaba los fines de semana en un local

La cantante "lesbiana y gorda que canta punk como si fuera blues", como se la conocía, empezó a hacerse popular y, en el 2001, llegó el primer disco: That's not what I heard, pero el mayor éxito lo alcanzó con la canción Standing in the way of control --de su tercer trabajo--, una respuesta contundente de Ditto al presidente Bush cuando éste prohibió las bodas entre homosexuales. Ahora le acompañan Brace Paine, a la guitarra y Hannah Blilie, a la batería. Su popularidad, su seguridad y su carisma la han convertido en un auténtico fenómeno.

Ha recibido la gratitud de chicas obesas y lesbianas de todo el mundo y ahora colabora semanalmente con el diario The Guardian, para el que escribe una columna de consejos todos los viernes titulada "¿Qué haría Beth Ditto?".La artista, que suelta perlas como "yo canto con todo mi cuerpo y mi cuerpo siempre ha sido así de contundente", ya ha anunciado el título de su próximo disco: Fat bitch (Gorda Puta). Toda una declaración de intenciones de una mujer que ha decidido romper con todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada