martes, 30 de octubre de 2007

Los niños sufren más con dos madres lesbianas

"Muchas mujeres homosexuales tienen una actitud extremadamente negativa hacia los hombres. Algunas extienden su hostilidad a la masculinidad misma, y ven con malos ojos las actividades propias de los chicos", sostiene la periodista norteamericana Dale O’Leary.
Estas mujeres creen que pueden suplir por completo la falta de padre. Dicen que para un niño no tener padre no es un problema, a no ser que una sociedad opresiva lo convierta en problema. Los niños no lo ven así.
El libro Gay and Lesbian Parents subraya que es corriente que a partir de los cuatro años, pregunten por su padre, pidan a un hombre que sea su padre o expresen el deseo de tener padre. No es raro que se inventen explicaciones, como que su padre murió.
Naturalmente, a un niño criado por dos lesbianas le será difícil desarrollar una identidad masculina normal. Numerosos ejemplos que confirman esto aparecen en el libro Lesbians Raising Sons, una colección de reflexiones y testimonios escritos por lesbianas con niños varones.
La "segunda madre" no es una buena sustituta del padre. Los psicólogos señalan la importancia para el niño de la diversidad de sexos en los padres o tutores. Los niños con "dos madres" presentan más trastornos psicológicos, como inseguridad, angustia, o dificultades de adaptación que los que tienen padre y madre.

Fuente: Clemente Ferrer Roselló Hispanidad


A ver, parece ser que según este informe, un hogar heterosexual es el lugar perfecto para que un niño se desarrolle sanamente, porque tienen un modelo masculino en la figura del padre....

Y y yo me pregunto: ¿Que hay de los padres golpeadores, drogadictos, alcohólicos, abusadores, que violan a los hijos, que los tratan como basura, o simplemente los ignoran sin darles nunca el cariño que necesitan? ¿O de los padres autoritarios que aterrorizan e imponen su criterio a fuerza de castigos? ¿Esta clase de familia son mejores solo porque son heterosexuales? Si este es el "modelo" de hombría que un niño necesita, asi es que cada vez la sociedad esta más asqueada de tanto machismo y machista.

Estos niños desprovistos de un padre sufren tanta angustia como suelen sufrir los niños gays y lesbianas que tienen que crecer en una familia heterosexual, donde tienen un padre y una madre, pero ambos son homofóbicos que desprecian todo lo que se considere gay, que hacen chistes despreciativos cada vez que ven un chico afeminado o una lesbiana, y que obligan a seguir una religión en donde no tienen ninguna cabida.

Al menos estos niños tienen dos madres que le dan un hogar acogedor y lleno de atenciones. Las parejas lesbicas o gays, al no poder tener hijos en forma natural anhelan mucho más los hijos, y cuidan de ellos con el doble de intensidad y mimos. En cambio un niño gay o lesbiana en un hogar heterosexual, viven constantemente angustiados porque no tienen a quien recurrir para ser contenidos. La soledad es inmensa y el desamparo aún peor.

Macky