martes, 6 de noviembre de 2007

Proyecto de ley para legalizar la maternidad compartida en parejas de lesbianas en Gran Bretaña

El concepto de la familia conformada por dos madres está por ser convertida en ley por primera vez en la historia. Los expertos dicen que este proyecto de ley marcará un cambio histórico respecto a como las familias son definidas a nivel legal. El proyecto de ley “Human Tissues and Embryos” será anunciado la semana próxima. Este proyecto le otorgará a las dos mujeres que formen parte de una relación de pareja el status legal de paternidad cuando una de las dos dé a luz mediante fertilización asistida.

En estos casos, ningún hombre (por ejemplo, el donante de esperma) podrá ser tratado como el padre, para evitar que el niño en cuestión tenga tres padres a nivel legal. Este cambio fue condenado por asociaciones pro-familia luego de calificarlo de ser un "peligroso experimento social", mientras que aquellos que apoyan el proyecto adujeron que el mismo es "lógico y justo". El proyecto de ley refleja el hecho de que en una pareja heterosexual, cuando una mujer es inseminada con el esperma de otro hombre, la figura legal del padre no tiene ninguna conexión biológica con el niño en cuestión.

Los hombres gays que decidan tener hijos mediante alquiler de vientres o adopción no están cubiertos bajo esta nueva legislación. El proyecto indica que donde se debería indicar la referencia al padre del niño en cuestión en la partida de nacimiento, allí debería figurar la mujer de la pareja que no dio a luz. Aquellos en contra de esta ley indicaron que no existe sustituto para una unidad familiar en la que un niño es criado por un padre y una madre.

Norman Wells, de la asociación Family Education Trust, fue quien aseguró que este era un peligroso experimento social. "El hombre y la mujer no son intercambiables como figures paternas". El doctor Anthony Cole, presidente del Medical Ethics Alliance, declaró que "no está bien que un niño no tenga padre. Existe evidencia que los niños, particularmente los varones, necesitan una figura masculina en sus vidas". Los líderes religiosos también se encuentran preocupados por este tema. El Obispo de Winchester, el Reverendo Michael Scott-Joynt, dijo en el mes de agosto que "no está bien que el estado construya un sistema que permita traer niños a este mundo sin asegurarse que el niño tenga un padre.

El proyecto de ley tendría que estar fijándose en afianzar la figura paterna en el contexto de los tratamientos de fertilización asistida". Si llega a ser aprobada, la ley también les permitirá a los niños nacidos por medio de donación de esperma o de óvulos tener un acceso limitado a la información sobre los otros niños que hayan nacido del mismo donante.

Fuente: SentidoG.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada