sábado, 17 de mayo de 2008

Review de Bad Girls

Adry, una amiga muy querida y a la que conozco hace mucho tiempo -al punto que nos decimos "hermanas" cariñosamente-, me escribió a mi mail enviándome un artículo de Bad Girls, -de la cual es muy fanática- para que hiciera una review de la serie, asi que aqui va: En el año 1999 se estrenó en Inglaterra Bad Girls, una serie de televisión sobre Larkhall, una prisión femenina, en la que aparecían lesbianas. Pronto se convirtió en la serie más popular de Inglaterra. La primera temporada la vieron 7 millones de ingleses, para el estreno de la segunda ya era una serie de culto.

Después de tamaño éxito, se emitió en multitud de países –no en España-, siempre con unos niveles de audiencia impresionantes. Bad Girls es posiblemente la mejor historia de amor entre mujeres jamás contada en cine o televisión. El guión es muy bueno, los personajes están perfectamente dimensionados y llenos de matices, siempre evolucionando. Además, la química entre la pareja de chicas es sorprendente –y esto pese a que ambas actrices son heterosexuales-. La trama principal de las tres primeras temporadas, es la que viven Nikki Wade –interpretada por Mandana Jones- y Hellen Stewart –Simmone Lahbib-. Se trata de una historia de amor imposible, ya que Hellen es la nueva jefa de la prisión, aparentemente heterosexual, y Nikki es una prisionera lesbiana con una condena larguísima por el asesinato de un policía que intentó violar a su novia. En la prisión está prohibido que los trabajadores tengan relaciones con los presos y Hellen no quiere, ni puede, romper las reglas, lo que hará que prácticamente no se puedan rozar creando una tensión sexual llena de miradas y besos furtivos muy potentes.

video


Bad Girls consta de 8 temporadas, fue cancelada en 2006, pero la historia que nos interesa sólo transcurre durante las 3 primeras. Después siguen apareciendo lesbianas –en las tres primeras tampoco son las únicas- pero esas historias no tienen la fuerza de la trama entre Nikki y Hellen. Tanto Mandana Jones como Simone Lahbib han dicho en varias ocasiones que si los productores de Bad Girls estuvieran interesados en continuar la historia de Nikki y Hellen fuera de la prisión, ambas estarían dispuestas a retomar sus papeles, siempre que el guión tuviera el mismo nivel que el original –existen legiones de fans de la serie esperando que esto ocurra-. Bad Girls es una serie imprescindible de ver, para las que aún no la han visto se la recomendamos, que es excelente.

Fuente: 123blog -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada