jueves, 29 de enero de 2009

Islandia tendrá una gobernante lesbiana

Islandia tendrá en los próximos días un nuevo gobierno y también al primer jefe de Estado que reconoce públicamente su homosexualidad.

Johanna Sigurdardottir, una ex azafata y sindicalista y que ahora encabeza el Ministerio de Asuntos Sociales, además se convertirá este fin de semana en la primera mujer que ocupa el cargo de Primer Ministro de Islandia.

Sigurdardottir llega al puesto en un momento crítico para este país de 300.000 habitantes, que de la noche a la mañana ha visto cómo su economía se ha contraído en un 10%.

Una situación que ha generado un clima de inestabilidad y le ha costado el puesto a dos jefes de estado: Geir Harrde, quien anunció su salida el lunes pasado y David Oddson, primer ministro durante 13 años responsable de la desregularización financiera de ese país.

La medida de Oddson provocó la expansión global de los bancos islandeses. Un boom financiero al que se anotó el 70% de la población y permitió que la economía de la isla llegara a valer 10 veces más de lo que generaba.

Pero con la explosión de la burbuja financiera llegó la debacle al país atlántico y con ella el colapso de su gobierno de coalición.

Menos relevante
Toda esta situación dejó en segundo plano el hecho de que la nueva primera ministra es lesbiana.

"Con quien duerme la primer ministro en las noches no está dentro de la lista de prioridades de las personas", le explicó a la BBC Ingo Sigfusson de la televisión estatal de Islandia, la RUV.

Sigfusson agrega que la inclinación sexual de Sigurdardottir no representa un problema para los islandeses.

"Se ha informado de ello pero no es algo que el público haya tomado mucho en cuenta. Por un lado Islandia es un país liberal y nunca ha tenido una actitud particularmente pública sobre su vida privada".

"Aún cuando el nombre de su pareja está en el sitio en internet del Parlamento, es posible que mucha gente no sepa que ella es gay", agregó.

Otras de las razones por la que los islandeses no han mostrado mayor sorpresa en ser los primeros en tener un mandatario homosexual es porque, según Sigfusson, en la isla tienen varias figuras ejemplares gay.

"No es una cuestión de tolerancia o intolerancia, es el hecho de que a las personas no les importa realmente", concluyó.

Como primera ministra, Sigurdardottir dirigirá un gobierno compuesto por su alianza Social Democrática y el partido Verde de izquierda que durará dos o tres meses hasta que se realicen las elecciones generales.

Fuente: BBC Mundo

1 comentario:

  1. Olympia de Gouges30 de enero de 2009, 9:48

    No es relevante con quien se acueste un/a primer ministr@. De todas maneras, ya hubo una reina Cristina en Suecia; una Isabel I en Inglaterra; Un Enrique IV en Castilla (España), y una Eleanor Roosevelt en EEUU.

    ResponderEliminar