domingo, 17 de mayo de 2009

Homosexuales y lesbianas de Honduras exigen cese a la discriminación

Tegucigalpa.- Representantes de grupos lésbicos y homosexuales organizados de Honduras exigieron hoy en Tegucigalpa el cese de la discriminación y la violencia contra ellos.

En una marcha pacífica que finalizó con un plantón frente a la Casa Presidencial, los manifestantes dieron a conocer varios hechos de violencia y muerte en contra de miembros de la "Comunidad Lésbico, Gay, Trans y Bisexual" (LGTB).

La actividad se desarrolló con ocasión del "Día Internacional contra la Homofobia", que se conmemora el 17 de mayo.

Los participantes en la marcha pertenecen a la agrupación "Arcoiris", que con otros colectivos de diversidad sexual promueven una "campaña de sensibilización sobre la existencia y la gravedad de la discriminación y estigma de que son víctima los grupos LGTB".

La jornada de hoy contó con el respaldo de la Red de Voluntarios de las Naciones Unidas que además trabajan en la prevención del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (ONUSIDA).

Uno de los voluntarios comentó que la mayoría de integrantes de los grupos como "Arcoiris" no participaron en la manifestación por temor a represalias en sus hogares, colegios, universidades o las empresas públicas y privadas en las que trabajan.

La campaña que promueven también se orienta a terminar con la impunidad, el reconocimiento del "Día nacional contra la Homo-Lesbo-Transfobia", como en otros países del mundo, y la aprobación de una ley contra todo tipo de discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Pidieron además la creación de un instituto de bienestar social para la comunidad LGTB y el fomento, a través de los medios de comunicación, de una cultura de respeto a la diversidad sexual como un derecho humano.

Los manifestantes indicaron en un comunicado que por declaración de la ONU, en 1990 la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades psiquiátricas.

"Aunque este hecho representa una piedra miliar en la lucha por la igualdad de los movimientos de liberación homosexual, en diferentes países del mundo la homosexualidad es considerada un crimen perseguido penalmente, por eso protestamos", dijo Dony Reyes, otro de los participantes en la marcha de Tegucigalpa.

En Honduras, la Constitución garantiza la igualdad entre los seres humanos, sin distinción de sexo, raza, edad o religión, pero en la práctica la ley no se cumple.

Los homosexuales y lesbianas son víctimas de discriminación y violencia, en algunos casos por miembros de cuerpos de seguridad como la Policía, según sus propias denuncias. Uno de los manifestantes en la marcha de hoy fue golpeado la semana pasada con brutalidad por dos hombres en pleno centro de Tegucigalpa.

Durante el plantón frente a la Casa Presidencial mostró algunos de los golpes en su rostro, el que se cubría en parte con anteojos oscuros. ACAN-EFE

Fuente: latribuna.hn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada