lunes, 21 de febrero de 2011

Leonardo DaVinci se inspiró en una mujer y en su amante masculino para la Mona Lisa


El Comité Nacional Italiano para la Valoración de los Bienes Históricos ha llegado a sorprendentes conclusiones tras una investigación en profundidad de la 'Mona Lisa'.
Aseguran que en sus pupilas hay dos iniciales, correspondientes a los nombres de quienes inspiraron ese retrato.


La Gioconda, de Leonardo da Vinci, uno de los cuadros más fascinantes de la historia del arte, sigue sorprendiendo con sus misterios. El pintor florentino dejó para la posteridad la incógnita de la sonrisa misteriosa de una dama sobre cuya identidad se han hecho todo tipo de conjeturas. Ahora, las últimas investigaciones acaban de añadir un nuevo personaje para la controversia.

La Gioconda de Leonardo Da Vinci escondería en sus pupilas las iniciales L y S que, según una investigación del Comité Nacional para la Valoración de Bienes Históricos de Italia, podrían corresponder a las dos personas en las que se inspiró el genio a la hora de pintar su retrato: la florentina Lisa Gherardini y el amante del artista, Gian Giacomo Caprotti, conocido como “El Salai”.
"El Salai"


Según un informe presentado ayer por este comité, la misteriosa dama esconde en sus pupilas dos letras, una «L» y una «S», que, según los expertos, indicarían quiénes inspiraron en realidad a Leonardo. «Un verdadero código Da Vinci», explica el presidente del comité, Silvano Vinceti, para quien la «L» es la inicial de Lisa Gherardini, mujer del mercader florentino Francesco del Giocondo, mientras que la «S» correspondería a El Salai, amante y alumno predilecto del pintor.

Para Vinceti, El Salai tenía «relaciones ambiguas con Leonardo; sus imágenes son muy femeninas y reconocibles en otros cuadros del pintor que presentan rasgos muy semejantes a los de La Gioconda». Para el comité, la obra es la síntesis de tres momentos importantes en la vida del pintor florentino, una especie de «testamento vital» de su última etapa. Con Gian Giacomo Caprotti, El Salai, Leonardo mantuvo una relación amorosa durante 25 años.

La investigación ha descubierto dos números, el 7 y el 2, bajo un arco del puente del paisaje. Según Vinceti, «no es casual», ya que las cifras (tanto juntas como por separado) están consideradas mágicas en la cábala y en el cristianismo.
La cábala dice que el nombre de Dios está formado por 72 cifras y el 7 está unido a la creación del mundo. «Además el 2 es el dualismo, la oposición y la armonía entre los principios masculinos y femeninos», afirma. El puente sería un elemento simbólico asociado a la muerte y también al retorno al vientre materno.

Fuente: 20minutos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada