martes, 23 de agosto de 2016

Lez-reviews: Maleficent


Cuando vi esta película por primera vez me pareció hermosa, con buena actuaciones y efectos visuales muy bien logrados. Angelina Jolie está magnífica en su papel de Maleficent, la hada malvada que maldice a la princesa Aurora condenándola a un sueño eterno al pincharse el dedo con una máquina de coser.

Pero está película no se asemeja en nada a las otras versiones de Disney, donde las princesas siempre están en apuros y son salvadas por el apuesto príncipe, que se convierte en su esposo.

Me atrevería a decir que es la primer película feminista y lésbica en toda la historia de los cuentos de hadas de Disney.

Veamos:
•Los hombres son presentados como malos, inútiles, ambiciosos y sin sentimientos.
•El príncipe, cuyo rol es tan fundamental, en esta versión no sirve para nada. Aparece en el caballo, perdido, con un peinado al mejor estilo de los Jonas brothers, y le pregunta a Aurora dónde está el castillo... como si un castillo de ese tamaño pudiera estar oculto. Puedes verlo a cientos de millas, pero él no lo ve.
Supuestamente es él quien tiene que despertar a Aurora de su sueño eterno pero no, su beso no surte ningún efecto porque Aurora será despertada por alguien que le dá un beso de amor verdadero... Y ella es una mujer ( LOL) ¿adivinen quién? Si :)

En esta versión Maleficent maldice a la niña para vengarse de su padre, pero en vez de odiarla la cuida desde el primero momento. Cuando la niña ya es grande el hada la lleva dormida a sus dominios haciéndola dormir con un hechizo -que es lo más parecido a un beso soplado-. La deja sobre el suelo y se esconde a observarla (muchos dicen que espiar a alguien a escondidas signfica deseo sexual). Y cuando Aurora se despierta se produce un diálogo de lo más curioso entre ellas:


- Sé que estás ahi, no tengas miedo
- No tengo miedo
- Entonces sal
- Si salgo, tú tendrás miedo
- No, no lo tendré

ejem, ¿que clase de diálogo es este? Es lo más parecido a "sal del armario, no tengas miedo", y queda un poco raro en una película de niños

El resto de la película transcurre con las dos cuidándose y defendiéndose mutuamente, y ambas unen sus reinos (ejem)... ¿Y el príncipe? sólo sonríe como si fuera un "extra" que está de relleno en la escena.

Todos sabemos que Angelina Jolie es bisexual en la vida real, por lo que muchos de sus gestos y miradas hacia la princesa emanan lesbianismo. Ambas actrices tienen una gran química y se nota mucho en la pantalla.
Angelina también es una de las productoras de la película, y no cabe duda que puso mucho de sí misma en su actuación. Y gracias a ella, podemos disfrutar de una versión única de este clásico infantil.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada