sábado, 8 de octubre de 2016

Cher asegura sentirse muy preocupada por la situación de los derechos LGTB en Estados Unidos si Trump llega a presidente



La popular cantante, actriz y activista estadounidense Cherilyn Sarkisian, popularmente conocida como Cher, ha sido una de las consejeras de la cumbre mundial de la organización One Young World, celebrada en Canadá, junto a figuras como Muhammad Yunus (Premio Nobel de la Paz de 2006) o Kofi Annan (secretario general de Naciones Unidas entre 1997 y 2006, así como Premio Nobel de la Paz de 2001). Aunque, como reconocida animalista, Cher habló sobre el maltrato a los animales salvajes en cautividad, durante una intervención no dudó en criticar la LGTBfobia del candidato republicano Donald Trump, del que ha dicho que es un hombre “peligroso”.

“No sé cómo él es candidato, porque es muy peligroso”, aseveraba Cher. “Lo que [Trump] lleva a mi país, lo que ha despertado en mi país es la intolerancia y la desconfianza y un cierto tipo de supremacía en ciertos grupos”, proseguía la icónica artista. Entre los peligros que entrañaría la elección del republicano Donald Trump el próximo 8 de noviembre, según señala Cher, se encuentra “el fin” del matrimonio igualitario y de las adopciones homoparentales. En relación a Trump, la exitosa y mediática estrella ha concluido que es un “mentiroso”, al tiempo que reconocía que podría extenderse “eternamente” en este sentido, ya que su candidatura le hace sentirse “traumatizada”. Por todo ello, no duda en mostrar su apoyo público a Hillary Clinton, a pesar de algunos errores cometidos por esta recientemente.



Además de ser un icono musical, cinematográfico y televisivo para buena parte del colectivo LGTB, Cher es madre del activista trans Chaz Bono. En 2009, como recogía dosmanzanas, la artista expresaba su apoyo público a su hijo. “Chaz se ha embarcado en un viaje difícil, para el cual cuenta con mi apoyo. Respeto el valor que tiene hacerlo siendo un foco de atención de la opinión pública y, aunque pueda no entenderlo todavía, lucharé por hacerlo. Lo único que jamás podrá cambiar es el amor que siento por mi hijo”, decía entonces. Recordemos que tuvo que transcurrir un año hasta que Chaz Bono, hijo de Cher y Sonny Bono, vio reconocida legalmente su condición de hombre, después de que un tribunal de Santa Mónica (California) emitiera una sentencia favorable.

Por su parte, tras la aprobación de las leyes homófobas de estado en Rusia, Cher declinó participar en la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi: “no puedo dar nombres, pero un amigo mío, que es un gran oligarca allí, me llamó para preguntarme si me gustaría ser una embajadora de los Juegos Olímpicos y abrir la ceremonia. Inmediatamente le dije que no. Me gustaría saber por qué ha explotado allí todo este odio hacia los gais. Él me dijo que el pueblo ruso no comparte la manera en la que el gobierno hace las cosas”. También explicaba lo asustada que se sintió cuando su hijo Chaz Bono le comunicó que era un hombre transexual y los cambios que ello supondría. “Es el último tabú. Solía estar prohibido por la ley. Doy gracias a dios por que hayamos conseguido llegar tan lejos”, declaraba recordando el proceso.

Hace solo un mes, Cher utilizaba su cuenta de Twitter para expresar su rechazo al movimiento “feminista radical trans-excluyente” (TERF), un grupo de individuos que se identifican como “feministas”, pero son al mismo tiempo críticos y excluyentes hacia las personas trans. La ideología TERF sostiene, entre otras cosas, que las mujeres trans no son “mujeres reales” o que los hombres trans no son “hombres de verdad”.


Fuente: dosmanzanas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada