jueves, 4 de octubre de 2007

El papel de las lesbianas en la industria pornográfica

Canales de cable. Internet. En las calles, en la publicidad. Día a día, y en todo el mundo, miles de personas consumen pornografía como medio de autoestimulación. En su mayoría son hombres. ¿Por qué el lesbianismo se convirtió en la principal fuente del morbo en esta categoría? En estas clases de películas, las lesbianas se ven representadas como objetos sexuales para quienes no representan ni el más mínimo interés sexual para nosotras: el hombre.

La proliferación de la Internet en “cualquier parte y a cualquier hora”, incluso en sistema WAP (telefónico), permiten el rápido acceso a páginas pornográficas. En muchas de ellas, estas “lesbianas” son las más cotizadas por los hombres. Casi siempre son mujeres voluptuosas, de amplias caderas y que simulan un acto sexual que nada tiene que ver con la realidad de una relación sexual lesbiana.

Esta imagen de lesbianas que se representan en las películas pornográficas quizás les dan placer a los hombres el tiempo que dura la película y están inmersos en esa fantasía irreal. Porque cuando toca volver a la realidad y buscan lesbianas para realizar sus máximos deseos....encuentran desprecios, rechazos, insultos, y ser tratados como si tuvieran la peste encima. Es frustrante para ellos, que invaden las salas de chats de las lesbianas y "acampan" horas enteras enviando mensajes privados a todas las que llegan, desesperados y calientes, y cuanto más insisten más se ganan el desprecio de todas, que no tardan en ponerles "Ignorar" y borrarlos de su existencia. También es igual de frustrante para las lesbianas que desean tener libertad para expresar sus atracciones y deseos hacia otras mujeres y encuentran el obstáculo de tener que soportar todo ese acoso. Lo mismo sucede en las discos o en otros lugares.

Es que ningún hombre heterosexual cree que una mujer puede sentir placer con otra mujer, y no aceptan que dos mujeres se basten solas y no los necesiten. El 100% de los hombres creen que el único sexo válido es el del "coito", (donde el pene penetra la vagina o el ano); y que el sexo que no sea coito no es tan placentero, o es incompleto e insactifactorio. A esto se suma el que muchas lesbianas usen vibradores en sus relaciones sexuales, por lo que los hombres creen que a todas les gusta el pene y si lo niegan es por orgullosas o hacerse las "difíciles".
.
El sexo lésbico es harto placentero sin un hombre y sin un pene. Y las lesbianas usan consoladores como mero accesorio sexual, como mucha gente usa ropa de cuero, látigos o afrodisíacos. Hay muchísimas lesbianas que ni siquiera lo usan o no gustan de ellos y tienen sendos orgasmos con sus parejas. Todo esto forma parte de un mito que merece un artículo aparte.

Como conclusión, la industria pornográfica da una imagen totalmente irreal de la lesbianas, que nada tiene que ver con la realidad, y es que somos mujeres homosexuales que desde la infancia ya fantaseábamos con nuestra maestra de jardín de infantes, y no hay pene lo suficientemente grande que pueda cambiar eso. Porque forma parte de nuestra biología, como el color de pelo, ojos y huellas digitales. Asi somos... y nos encanta serlo ;)

¿y tú, que piensas de este tema?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada