jueves, 22 de noviembre de 2007

Primado católico condena plan para facilitar adopción por parejas lesbianas

El primado de la Iglesia católica de Inglaterra y Gales, cardenal Cormac Murphy O'Connor, expresa hoy su condena de un proyecto legislativo británico destinado a facilitar la adopción de niños probeta por parejas lesbianas.

En una carta enviada al diario 'The Times', el cardenal y arzobispo de Westminster manifiesta su oposición a ese proyecto de ley, que es debatido hoy en el Parlamento británico.

Quienes se oponen al mismo argumentan que da a las parejas homosexuales los mimos derechos que a las heterosexuales y pretende acabar con la 'familia tradicional'.

La intervención del primado católico culmina una campaña de políticos tanto conservadores como laboristas en contra de una ley que permitirá a las parejas lesbianas adoptar a un niño sin que el donante del esperma tenga nada que decir al respecto.

En su carta, el cardenal critica que el proyecto de ley desestime la necesidad del niño de tener un padre en los casos de fecundación in vitro y se conceda la paternidad legal a personas sin relación biológica con un niño nacido gracias a ese procedimiento.

Según el arzobispo de Westminster, de esa forma 'se socava el papel del padre en la vida de la criatura y se subordina el derecho natural del niño a los deseos de la pareja, lo que es un grave error'.

Murphy O'Connor insta en su carta al primer ministro, el laborista Gordon Brown, a seguir el ejemplo de los partidos de oposición - conservadores y liberal-demócratas- y permitir a sus correligionarios libertad de voto.

El proyecto de ley sobre Fecundación y Embriología Humanas elimina el requisito de que las clínicas especializadas en fecundación in vitro se aseguren de que el donante del semen se involucra en la crianza del hijo que ha ayudado a procrear.

La campaña en contra de ese proyecto de ley está encabezada por el ex líder del Partido Conservador Ian Duncan Smith, que quiere defender así a la familia tradicional.

'El Gobierno laborista envía la señal equivocada de que los padres no importan nada', critica el político conservador.

Cuarenta y cinco diputados laboristas han firmado en la Cámara de los Comunes una moción crítica con ese proyecto de ley, que, según dicen, no presta atención a los intereses de la criatura.

Por el contrario, Evan Harris, portavoz para temas científicos del Partido Liberal Demócrata, argumenta que se ha demostrado que los niños crecen muy bien en familias integradas por lesbianas.

Fuente: Terra.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada