sábado, 5 de abril de 2008

Expulsada de una hermandad por lesbiana

El Obispado de Ciudad Real ha obligado a la Hermandad de la Virgen de la Encarnación de Abenójar a expulsar a una de sus miembros por haberse casado con otra mujer.

Casarse con una persona del mismo sexo supone un escándalo público. Es lo que cree el Obispado de Ciudad Real, que ha obligado a la Hermandad de la Virgen de la Encarnación de Abenójar a expulsar a María Rey Santos, de 54 años, por la única razón de ser lesbiana y de haber formalizado con un matrimonio una relación de pareja de más de 17 años de duración.

"No he incumplido ninguna norma de los estatutos de la hermandad y es un decisión totalmente injusta", explicó ayer la propia María en conversación telefónica. Su expulsión se produjo el pasado agosto, publicó ayer La Tribuna de Ciudad Real. Cinco meses antes, en febrero, María se casó con la que ha sido su pareja durante 17 años. Fue entonces cuando el cura de Abenójar, una localidad de unos 1.600 habitantes, le comunicó que no podía seguir siendo vicepresidenta de la hermandad porque estaba casada con una mujer.

"Yo no le hice caso porque además había sido elegida por votación en listas abiertas en la hermandad, incluso después de casarme", señala la mujer. Pero en agosto llegó la carta del obispado: o se iba o se disolvía la hermandad. María ha recurrido su expulsión y está a la espera a que se resuelva el asunto. Mientras tanto, hoy acudirá a la romería de la Encarnación, como cada año. "Me siento muy apoyada por los vecinos, aunque defraudada" por la Iglesia, dice.

Fuente: Publico.es

1 comentario:

elenaword dijo...

Ole, ole, por el pueblo de Abenójar. Iglesia = Escándalo. http://elenaword.wordpress.com/2008/04/07/lesbiana-expulsada-abenojar-1-obispado-0/

Publicar un comentario