domingo, 24 de agosto de 2008

Después de asumir nuestra sexualidad...

Después de asumir nuestra sexualidad nada es lo mismo, pero les garantizo que muchas cosas mejoran. Independientemente de la decisión que se tome (estar adentro o afuera del clóset), siempre habrán cosas que disfrutaremos mucho más y además otras que comenzaremos a hacer con libertad, he aquí algunos ejemplos:
  1. Mira a las chicas bonitas, sin ser descaradas pero sin sentirnos culpables por ello.
  2. Buscar cada vez más espacios para tocar sutilmente a esa chica que nos gusta.
  3. Conocer sitios de ambiente, en los cuales conocemos otras personas como nosotras, así que dejamos de sentir que somos las únicas.
  4. Tener relaciones por primera vez con una chica, es lo máximo, independientemente de lo buena o mala que sea, tecnicamente hablando.
  5. Disfrutar ese frío en el estómago cada vez que esa chica especial nos toca o nos besa, también disfrutar su respiración cercana a la nuestra.
  6. Afinar nuestro "gaydar", todas lo tenemos, algunas mejor que otras pero lo tenemos, sólo que cuando asumimos nuestra sexualidad, cada vez como más hábiles en su utilización.
  7. Salir de clóset, una experiencia única y diferente para cada quien, pero sin duda alguna liberadora, independientemente de las reacciones que generemos a nuestro alrededor.
  8. Sentirnos por primera vez realmente cómodas con nosotras mismas... nada, absolutamente nada en la vida se compara con esto.
  9. Comenzar a decirle "NO" a los hombres sin ningún remordimiento de conciencia, en pleno conocimiento de que lo hacemos porque lo único que queremos es una hermosa dama a nuestro lado.
  10. Finalmente, para terminar con este decálogo, creo que una cosa importantísima de hacer cuando asumimos nuestra sexualidad, es ir poco a poco educando a las personas que tenemos cerca, acerca de los mitos sobre gays y lesbianas, para lograr derrumbarlos e irnos abriendo un mejor camino en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada