domingo, 10 de agosto de 2008

Paciencia

Hace unos días alguien conocido me preguntaba qué consideraba yo, como lo más importante que uno debe tener al momento de salir del clóset, especialmente en casa. Después de mucho pensarlo, decidí que definitivamente lo más importante para mí, ha sido tener paciencia y la razón por la cual lo escribo acá, es para compartirlo con aquellas lectoras que se encuentren aún dentro del clóset o que acaben de salir de él y no la estén pasando muy bien.

El tema de la paciencia, cualidad muy importante en cualquier aspecto de nuestras vidas, tiene que ver con el hecho de que debemos recordar que no todo el mundo reacciona de la misma manera y que además las cosas no siempre salen como esperamos. Entonces, es probable que al decidir salir del clóset nos encontremos con una serie de inconvenientes, críticas e incluso, es también muy probable que hasta a quellas personas que digan aceptarnos tengan en algún momento una o varias actitudes propias de una persona homofóbica, las cuales por supuesto nos incomodan mucho.

Lo importante acá es tener en cuenta que muchas personas dicen cosas ofensivas en un momento de rabia y que luego se arrepienten de hacerlo, también es importante tener en cuenta que la paciencia es un factor fundamental para soportar reacciones iniciales molestas o inadecuadas, pero también es importante que la elección del momento de "salir del clóset" sea muy bien pensada, especialmente porque lo ideal es hacerlo (según recomendación de múltiples psicólogos) en un momento en el que nosotras estemos bien emocionalmente.

Finalmente chicas, quiero decirles que el hecho de tener paciencia, no implica dejarnos humillar o maltratar ¡nada de eso! la idea es que sepamos cuando callar y cuando imponer nuestros derechos y hacernos respetar, recuerden que el hecho de ser lesbianas NO nos hace menos que nadie, así que sepan cuando imponerse y cuando poner carácter. Por otra parte también es importante que en ese proceso de paciencia, comiencen a mostrarse más libremente de una manera progresiva, para amortiguar el impacto emocional que esto puede producir en nuestras personas allegadas (especialmente los padres) y mientras tanto, la labor de intentar educar a los demás acerca de los mitos más comunes sobre las lesbianas y la comunidad GLBT en general, siempre puede ser de ayuda para ayudar a los demás a aceptarnos más rápidamente.

Como nota final les diré que generalmente aquellas personas que más nos quieren, nos sorprenderán gratamente al mostrarse abiertos o tolerantes con el anuncio de "...soy lesbiana..", así que tranquilas que todo es cuestión de saber cómo y cuándo salir del clóset.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada