domingo, 9 de noviembre de 2008

La elección de Obama promete una nueva era de cambios en Estados Unidos

El candidato demócrata Barack Obama fue elegido presidente de Estados Unidos y entró en la Historia como el primer hombre negro afrodescendiente en llegar a la Casa Blanca, al derrotar a su rival conservador John McCain.

El cambio ha llegado a Estados Unidos", dijo el presidente electo en un discurso ante más de 100.000 personas en un parque de Chicago, la ciudad donde reside. Allí llegó acompañado de su esposa, Michelle, y sus hijas, Malia, de 10 años, y Sasha, de siete.

"Esta noche, por lo que hicimos en este día, en esta elección, en este momento de definiciones, el cambio ha llegado a Estados Unidos", sostuvo. La votación "es la respuesta de jóvenes y viejos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, asiáticos, nativos estadounidenses, gays, heterosexuales, discapacitados y no discapacitados", expresó Obama, al tiempo que saludó a su derrotado oponente.

En referencia al reclamo por el matrimonio gay —y a pocas horas de haberse atriubuído la victoria— en una entrevista con el periodista Jann Wenner el ahora presidente afirmó:

"Creo fervientemente en las uniones civiles que otorguen a la gente la totalidad de los derechos legales que el matrimonio concede por derecho federal. Considero que el país todavía está elaborando la idea vinculada con el casamiento entre personas de homosexuales, y el problema que tradicionalmente esto genera para las creencias religiosas. Cuando se trata de visitas a hospitales, de la capacidad para brindar beneficios como la seguridad social, y de la premisa de que no se puede discriminar a la gente, y de que todos deben ser tratados de igual forma, creo que el consenso ya ha echado raíces. Pienso que éste es el punto de partida, y que el consenso es lo que se logrará con el tiempo. Si quieren utilizar la analogía del movimiento de los derechos civiles, el doctor King y otros no lideraron sus movimientos atacando las leyes que se oponían al entrecruzamiento de razas. Se centraron en el tema de los derechos civiles y en el derecho a voto. Una vez garantizados esos derechos, la cultura cambia".

La victoria de Obama representa un cambio generacional al frente del gobierno central de Estados Unidos. Pero también marca una importante derrota del Partido Republicano en el gobierno, que perdió varios escaños en elecciones legislativas parciales que se celebraron el martes en paralelo. Según los medios estadounidenses, los demócratas tendrán entre 52 y 56 escaños en el Senado, mucho más que la mayoría de 51-49 que tienen actualmente gracias a dos legisladores independientes que votan con ellos. En la Cámara de Representantes, los demócratas tendrán una muy cómoda mayoría, de 237 a 148 voces.

Obama, nacido el 4 de agosto de 1961 en Hawai, de un padre negro de Kenia y una madre blanca estadounidense, se convierte así en el cuadragésimo cuarto presidente de Estados Unidos.

Fuente: AgMagazine


Me pregunto si la gente deseaba que gane Obama o si en realidad lo que no querían era que gane McCain. Los norteamericanos -y el mundo entero- están hartos de Bush, y McCain es una continuación o quizás peor que Bush. Su mentalidad es más guerra, más opresión, más dominación, era el sucesor respaldado por Bush para continuar lo que se había comenzado. El miedo de los nortemericanos que ven como día a día ya no tienen trabajo, tienen sus sueldos limitados y ya no pueden comprar la abundancia de antaño, los ha llevado a dejar sus prejuicios raciales de lado y votar por alguien que los libere (vaya paradoja, un negro liberando a blancos). Pero dada la situación en que los norteamericanos están viviendo -que se asemeja a un gobierno militar de facto disfrazado de democracia-, un descendiente de esclavos afromericano ha logrado llenar su ojos de lágrimas y hacerlos abrazarse a la esperanza. El mundo entero se ha unido en esa victoria, en ese sentimiento de alivio, y de que hay un futuro mejor para todos.

Esperemos que este presidente traiga cambios positivos y sus desiciones nunca se vean invadidas por viejos rencores raciales. Los negros americanos han sufrido muchisimo al ser traidos como esclavos, subastados como bestias en plazas púbicas, humillados, discriminados, y aún hoy hay sitios solo de blancos donde se les prohíbe la entrada. Pero esa deuda debería estar ya saldada,después de todo mucha sangre blanca se ha derramado para liberarlos en La Guerra de Secesión. Abraham Lincoln recibió un disparo en la nuca en represalia por liberarlos. Y ahora, un descendiente de aquellos antiguos esclavos es el presidente del país más poderoso del mundo. Obama no solamente zanjará los desastres ocasionados por Bush, sino que por fin pacificará un país, cerrará viejas heridas, y podrá hermanar dos razas que historicamente siempre han estado divididas.

pd: como acotación cultural a este último comentario, les recomiendo mucho leer el libro "Raíces" de Alex Haley, y ver la serie ("Roots", 1977) que se ha hecho basada en el libro. Imperdibles.

1 comentario:

Martina dijo...

Excelente articulo Mariel, y ojalá que sea para bien de todo el mundo, digo mundo porque muchos paises dependen de la economia de usa.
Saludos

Publicar un comentario