sábado, 6 de junio de 2009

Los hijos criados por dos madres lesbianas presentan una mejor salud mental, según un estudio danés


Los hijos criados por parejas de madres lesbianas tendrían una menor probabilidad de presentar problemas psicológicos que otros niños, según un amplio estudio llevado a cabo por la Universidad de Copenhague, cuyos resultados muestran que solo el 1′8% de los hijos criados por dos madres han necesitado recurrir a consulta psiquiátrica, frente a un 5% de los restantes niños.
El estudio ha revisado el número de consultas a Psiquiatría, así como sus diagnósticos, de 853.513 niños daneses nacidos entre 1975 y 2005, entre los cuales 15.524 eran adoptados. Por primera vez un estudio de este tipo ha considerado como variable el ser hijo de dos madres lesbianas (en Dinamarca las parejas del mismo sexo han tenido posibilidad de adoptar a los hijos biológicos de sus parejas desde 1999). En esta situación se habrían encontrado 387 niños.

Según Merete Lauberg, directora del estudio, y que ha sido entrevistada por la revista francesa Têtu, entre las razones de esta diferencia podría encontrarse la mayor fortaleza psicológica de las madres lesbianas. “Se trata de niños que han crecido junto a mujeres que han aprendido a aceptarse. Podemos imaginar que estas mujeres han vivido situaciones existenciales complicadas que han logrado superar. Han tenido que enfrentarse a una situación que las coloca fuera de la norma, lo que ha podido hacerlas más fuertes y resistentes. Están más seguras de sí mismas”.

Otros factores que según Lauberg podrían contribuir es que “su deseo de tener hijos es, con frecuencia, más profundo y reflexivo. A menudo son, además, algo mayores que la media, lo que les puede aportar cierta madurez. Todo ello podría contribuir al bienestar del niño, que puede heredar esta fortaleza y confianza. Pero para saber más sobre esto es necesario llevar a cabo estudios cualitativos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada