miércoles, 12 de mayo de 2010

Un cura mendocino apoyó la ley del matrimonio gay y desató una polémica

Mendoza, Pcia. de Argentina.

De vez en cuando surge algun sacerdote católico que se aleja del pensamiento medieval y obsoleto de la Iglesia Católica y demuestra un poco de humanidad y sentido común. Tal es el caso de el sacerdote Vicente Reale, que se pronunció a favor de la igualdad de derechos y la aprobación de la ley de matrimonio gay en la Argentina. Desde el arzobispado aclararon que no comparten la postura porque, sostuvieron, "este tipo de unión contradice leyes naturales".

"Quienes poseemos una determinada convicción, sea religiosa o no, podemos defenderla, pero no tenemos derecho a condenar o a obligar a otros a que la compartan, mientras no se afecten derechos de terceros", manifestó el cura Vicente Reale, el párroco de la iglesia Jesús Nazareno, de Godoy Cruz, en el Gran Mendoza.

El sacerdote tiene una columna semanal en el Canal 9 de Mendoza y allí se pronunció a favor de la "igualdad de derechos" de los homosexuales y de la aprobación de la ley para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo, que ya tiene media sanción de Diputados en el Congreso Nacional. Su postura desató una polémica en la Iglesia de Mendoza.

El cura Reale explicó que, ante la realidad de las uniones homosexuales, "el Estado debe reconocer a estas personas los mismos derechos que otorga a los heterosexuales que forman pareja". Sólo manifestó tener dudas sobre la posibilidad de adoptar chicos que tendrán las parejas del mismo sexo: "Desconocemos aún cómo evoluciona la personalidad del niño adoptado por parejas homosexuales", dijo el cura.

Desde el Arzobispado de la provincia, aclararon que no comparten la opinión del cura de su clero porque "este tipo de unión contradice leyes naturales".

El padre Marcelo de Benedectis, vocero del Arzobispado, recordó el documento del Episcopado que se opone a la ley: "Si se otorgase un reconocimiento legal a la unión entre personas del mismo sexo o se las pusiera en un plano jurídico análogo al del matrimonio y la familia, el Estado actuaría erróneamente y entraría en contradicción con sus propios deberes al alterar los principios de la ley natural y del ordenamiento público de la sociedad argentina", según la posición de Iglesia argentina.

El vocero dijo que es posible que el cura Reale sea llamado a dialogar "pacífica y profundamente" en algún momento sobre estas diferentes posturas.

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada