viernes, 6 de agosto de 2010

Rabinos piden que las comunidades acepten a sus miembros homosexuales


AJN.- Decenas de rabinos ortodoxos firmaron una declaración de principios en la que instan a las comunidades religiosas a aceptar a aquellos miembros que son "homosexuales activos" y sus hijos adoptivos o biológicos. Asimismo aconsejaron que esos miembros homosexuales no deben que ser alentados a someterse a "terapias de cambio" o a casarse con alguien del sexo opuesto.

El documento comenzó a ser formulado tras un encuentro religioso realizado en Nueva York, hace seis meses, donde el panel estuvo integrado por tres graduados homosexuales de la Universidad Yeshiva, y su anfitrión fue su supervisor espiritual, el rabino Yosef Blau.
El encuentro sirvió para abrir el debate sobre este controvertido tema, lo que causó un gran revuelo en el sector ortodoxo.

La declaración fue elaborada en el transcurso de los meses que siguieron a la reunión, con la ayuda de profesionales de la salud mental y tras largos debates.
El resultado final fue firmado por el vicepresidente primero del Consejo Rabínico de América, el rabino Shmuel Goldin, y el rabino Haskel Lookstein, que dirige la comunidad de Manhattan Jesurún.
En la declaración de principio se estableció que la Halajá (ley religiosa) judía sólo prohíbe los actos homosexuales, y no la orientación o la atracción a los miembros del mismo sexo.

Además indicó que los homosexuales son libres de buscar la "terapia de cambio" si sienten que no valen nada o están en peligro. No obstante se aclaró en el documento que los profesionales de la salud mental han encontrado estos tratamientos ineficaces y a veces perjudiciales.
Los rabinos también afirmaron que los homosexuales deben ser aceptados como miembros de pleno derecho en sinagogas y escuelas, y ser tratados como cualquier otro miembro.
Sin embargo, como tales, deben cumplir con las obligaciones y mitzvot (mandamientos) de la comunidad, incluidas las normas o principios judíos practicados por la comunidad, aclararon los religiosos.

Los rabinos también expresaron su oposición a la "salida" de cualquier miembro de la comunidad gay que no ha declarado abiertamente sus tendencias sexuales.
Aunque el judaísmo "no puede dar su bendición y visto bueno a los compromisos del mismo sexo", los rabinos añadieron que la comunidad debe aceptar las parejas homosexuales, así como sus hijos biológicos o adoptados.
En la declaración también advirtieron que forzar a las personas con orientación homosexual a casarse con miembros del sexo opuesto puede llevar a "una gran tragedia, al amor no correspondido, a la vergüenza, falta de honradez y vidas arruinadas".

El rabino Seth Farber, que firmó la declaración, le dijo a Ynet que el panel se ocupó de esta problemática, “en lugar de hacer la vista gorda o fingir que no existe".
El religioso subrayó que “en la ortodoxia de hoy las cosas no se barren bajo la alfombra, sino más bien tienen debates transparentes".
"Por supuesto no estamos diciendo que no hay ningún problema con la homosexualidad halájico, pero hay una gran cantidad de comprensión y buena voluntad para ayudar a estas personas", afirmó, por último, Farber.
DB

Fuente: Prensajudía.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada