lunes, 16 de agosto de 2010

Polémica en EE.UU. por un tratamiento que "reduciría" la homosexualidad femenina

Es un régimen de medicación hormonal que se suministra a embarazadas para prevenir la ambigüedad genital

Un tratamiento con hormonas para prevenir la ambigüedad genital se convirtió en el centro de una fuerte polémica en los Estados Unidos. Ocurre que, según informó el diario Los Angeles Times, la medicación reduciría las posibilidades de que una niña nacida con ese desorden fuera homosexual.

"Cada año, en los Estados Unidos, varias docenas de mujeres embarazadas se enteran de que los niños que esperan corren el riesgo de nacer con un desorden conocido como ambigüedad genital. Esa condición genera una acumulación de hormonas masculinas y, en las mujeres, puede dar lugar a genitales tan masculinizados que podría dificultar la tarea de determinar el género de un bebe al nacer", indica el LA Times en su edición digital.

El diario da entonces cuenta de lo que llama un "efecto secundario" de la medicación que se les suministra, a modo de prevención, a las embarazadas que presentan ese riesgo. "El tratamiento puede reducir las posibilidades de que una mujer nacida con esa condición [la ambigüedad genital] sea homosexual. Más aun, parece aumentar las posibilidades de que la niña desarrolle formas de comportamiento consideradas más femeninas", afirma.

Según la publicación estadounidense, el tratamiento reavivó el debate en torno a la sexualidad humana en las asociaciones de gays y lesbianas, entre los médicos y entre especialistas en bioética.

"Es un paso hacia la ingeniería intrauterina para orientar la sexualidad", dijo Alice Dreger, profesora de humanidades, medicina y bioética de la Northwestern University y una enérgica detractora del tratamiento.

"Teóricamente, el tratamiento hormonal puede influir en el comportamiento post parto y no sólo en la diferenciación genital", indicó Ken Zucker, jefe del Departamento de Psicología del Centro para las Adicciones y Salud Mental de Toronto y estudioso de la de la identidad de género.

Entre los críticos del tratamiento, el matutino también menciona al Centro Nacional por los Derechos de las Lesbianas, a una asociación de abogados dedicada a proteger los derechos de las minorías, a pediatras especialistas en endocrinología y a padres de niñas que padecen ambigüedad genital. Todos ellos argumentan que "poco se sabe" de la efectividad de la hormona. Además, manifiestan preocupación frente a la posibilidad de que algunos médicos aludan a la posibilidad de "reducir las posibilidades de homosexualidad" como una forma de promover el tratamiento.

Fuente: lanacion.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada