domingo, 2 de enero de 2011

Natalie Portman: Todo el mundo ama las escenas de lesbianas

Actriz de ´Black Swan´, nacida en Israel, comenta respecto a sus impresiones acerca de las escenas de amor entre mujeres y su impacto en el público.

¿Cómo se hace para que hombres y mujeres metan las manos en sus bolsillos para ver una película? La respuesta, al menos para los cineastas que están detrás de “Black Swan” (Cisne Negro), fue simple: acción entre una chica y otra chica.

"Todo el mundo estaba tan preocupado acerca de quién iba a querer ver esta película", le dijo la estrella nominada al Globo de Oro Natalie Portman a la revista Entertainment Weekly. "Me acuerdo de ellos diciendo "¿Cómo llevas a los chicos a ver una película de ballet? ¿Cómo se llega a las chicas a ver una película de suspenso? Y la respuesta es una escena lésbica. Todo el mundo quiere ver eso".

En el giro oscuro del clásico ballet Lago de los Cisnes en la versión de Darren Aronofsky - que ya está cosechando nuevos rumores de Oscar -, Portman, de 29 años, comparte una escena de sexo con una bailarina rival interpretado por Mila Kunis, 27. El sorprendente gancho fue la transformación en pantalla de la graciosa pero problemática Nina Sayers, un papel que dice se convirtió rápidamente en la vida que consume.

"Hubo algunas noches que pensé que, literalmente, iba a morir", dice Portman. "Fue la primera vez que entendí cómo podía estar tan inmersa en un papel que podría jalarte de los pies".

Fuente: rpp.com


¿Asi que si una película es fea y tiene un argumento flojo, la solución es ponerle un par de escenas lésbicas y con eso ya se la convierte en un éxito? Que contradictorio que es Hollywood, que por un lado es tan homofóbico que ninguna actriz o actor se anima a declararse gay o lesbiana por temor a no conseguir más papeles, pero bien que usan el lesbianismo para realzar las películas que serían un fracaso de taquilla. En fin, la hipocresía de siempre.

3 comentarios:

Eliza dijo...

Totalmente de acuerdo con la hipocresía hollywoodiense, admiro a aquellos famosos como Ellen, Portia o Jodie Foster que viven sus vidas tal y como son, pero que al mismo tiempo han tenido que permanecer ocultas taanto tiempo por miedo a que Hollywood las echase a patadas. Pero si esas escenas ayudan a crear conciencia, pues de una u otra forma quizá abran la mente de muchos.
Te sigo.

beliciosa dijo...

Se malinterpretó mucho quizás lo que dijo Portman. Pero mas allá de eso creo que la película fue incríble y cuando le dieron ese giro casi muero. Me encantó. Está de mas decir que la hipocresía se mantiene intacta en Hollywood.

Bianca dijo...

Estoy de acuerdo en cuanto a la hipocresía de Holywood, si existe. Pero no es el caso de esta película, sencillamente porque Arronofsky no es un director de Hollywood, es un director de cine independiente que hace películas tan profundas y densas que nadie las entiende. Es seguro que si hubo una escena lésbica en Black Swann es porque el director lo había concebido así como parte de la liberación del cisne blanco, no por truco de marketing. El director de películas como pi, requiem por un sueño y The fountain, no necesita eso.

Publicar un comentario