lunes, 21 de febrero de 2011

Legalizarían el matrimonio gay en Gran Bretaña


Los homosexuales británicos podrán contraer matrimonio como lo prevé un proyecto de ley que presentará esta semana el Gobierno de David Cameron.

En el Reino Unido los gays pueden desde 2004 celebrar uniones civiles; en ese año Tony Blair introdujo una ley para igualar sus derechos de herencias y parentescos con los de las parejas heterosexuales. Pero la ley seguía haciendo una distinción entre unión civil y matrimonio, y esa distinción, denunciada por las asociaciones gays, es la que ahora se quiere eliminar.

La secretaria de Estado de Igualdad, Lynn Featherstone, ha presentado el proyecto de reforma. Feathersone pertenece a los liberal demócratas: el partido minoritario de la coalición y el más sensible a las reivindicaciones de los homosexuales.

No parece que la reforma vaya a generar grandes divisiones en el seno del Gobierno, ya que la mayoría de los ministros conservadores comparten el ideario modernizador de David Cameron. Esta ley sí puede suscitar controversia entre los diputados del sector más conservador del principal partido gobernante.

Las reformas suprimirían la descripción del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer y permitirían a los homosexuales contraer matrimonio en cualquier edificio público.

Católicos y musulmanes se oponen frontalmente al matrimonio homosexual, pero otros grupos son favorables, como los cuáqueros, por ejemplo, que reconocieron el matrimonio homosexual en 2009 y serán seguramente la primera iglesia cristiana en casar a dos personas del mismo sexo.

La reforma pondrá en un brete a la Iglesia de Inglaterra, cuya jerarquía está dividida en torno al asunto. Algunos obispos quieren abrir la mano y reconocer el matrimonio homosexual, pero los más reaccionarios, en cambio, se oponen totalmente.

Entre las propuestas del Gobierno británico, también se encuentra la de permitir que se celebren uniones civiles en iglesias, mezquitas y sinagogas. Un detalle que pondrá las cosas más fáciles a los sacerdotes o rabinos más comprensivos, que podrán acoger en sus templos ceremonias homosexuales.

Las reformas también harán posible a los heterosexuales contraer uniones civiles.

Fuente y foto: AgMagazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada