miércoles, 27 de agosto de 2008

El tiempo y tú

El tiempo transcurre inexorable,
como un yunque caído del cielo
aplasta mi paciencia con su peso,
sin embargo, aquí estoy.
Tu cuerpo de princesa
se aparece en mis mejores sueños
y suele ser tan palpable que te toco
tanto como quiera hacerlo en mi realidad,
porque eres la encarnación de algo distinto
pero atrayente y deseado
(siempre huyo de las mujeres como tú).
Estás en todo lo que tenga que ver conmigo
te busco, necesito tu olor, tus cabellos sueltos,
tus caderas al ritmo de esta música latina,
porque cuando estás cerca algo en mi tiembla
y toda yo soy una gelatina en tus manos.
El tiempo transcurre inexorablemente,
mientras yo te espero, me aburro,
te llamo, me canso, decido escapar
y vuelvo a esperarte.
RAINBOW GIRL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada