domingo, 14 de septiembre de 2008

Extraño

No te extraño,
cómo podría extrañarte si ya no te quiero,
simplemente extraño tus besos,
tu caricia suave, húmeda y siempre oportuna.
Extraño el lado de tu cama que solía pertenecerme,
extraño ser quien sonreía para tí en cada una de las estrellas,
o una simple rosa caprichosa.
Extraño tus ojos pardos de mirada inocente,
extraño tus cuentas precisas y exactas
que reflejaban el tiempo que llevábamos juntas.
Extraño tus besos bajo la lluvia,
tus mensajes nocturnos,
extraño ser tu niña
o simplemente saber que era tuya.
Extraño saber que era yo quien llevaba el anillo,
anillo que encontraste al azar
y que debía pertenecer a la mujer de tu vida.
Extraño los planes de casas en la playa,
de mascotas y chinchorro,
extraño las razones que tenías para amarme,
porque nunca nadie me amó con tanta simplicidad.
Insisto en que no te extraño,
extraño detestar tus cigarrillos,
tus abrazos, tu mano en la mía en el cine,
tu risa con los chistes franceses.
Extraño tu gusto por la literatura,
tu buena ortografía
y tus pequeños detalles.
Extraño tu sonrisa perfecta
y el extremo respeto que sentías por mí,
tus medias y zapatos descombinados, tus cosquillas.
Extraño los torditos sólo porque me hacen recordarte,
como aquel que me visitaba por las mañanas
y que tú decías que venía a despertarme.
Extraño las conversaciones sin razón
o las peleas que sólo buscaban ofuscarte,
para luego sacarte un beso intenso
con el que pudieras perdonarme.
Extraño tener mi mente ocupada en tí,
cada día, cada hora, cada minuto,
extraño esperarte y el cine
con tus besos en cada línea tediosa.
Al final del cuento,
creo que te extraño a tí,
que extraño saber conquistarte,
porque te amo con desespero
y tú por fin me olvidaste.
RAINBOW GIRL

3 comentarios:

Eli-T dijo...

Que belleza de poema ¡y que cierto k es todo lo que dice! cuando te acostumbras a vivir sola en tu cómodo departamento disfrutas de tu independencia, de hacer con tu tiempo libre lo que quieras, y no dar explicaciones a nadie. Eres la dueña de tu propia vida.

Pero cuando una pareja llena cada uno de tus momentos cotidianos, se crean lazos muy fuertes, y te aferras -no a esa persona- sino a la sensación de que tu vida tiene un rumbo y un sentido de ser...Y cuando se va de tu vida te deja un vacío tan grande que es muy dificil retomar el ritmo cotidiano. Vivías para esa persona, hacían todo juntas, y era tu alegría, la que te mimaba y te hacía sentir querida.

Por eso algunas personas suelen pasar varios meses solas antes de sentirse preparadas para una nueva relación.

menudo poema Rainbow, eres mi ídola, un besazo :)
Mariel

Caro : ) dijo...

Hola Rainbow, es un gusto leer tus poemas :) vi todos los anteriores, a veces escribo también, pero a pesar del esfuerzo hay días en los que no logro expresar lo que deseo o no siento que mis palabras pueden llegar lejos, ahora que te leí debo decir que tus palabras sí llagan muy lejos y en definitiva expresan todo, ya ves que muchas de las chics que paseamos por esta página nos identificamos, así que espero sigas escribiendonos, pq al menos yo lo disfruto y sé que hay más seguidoras tb.
un beso y un gusto

Rainbow Girl dijo...

Hola Chicas gracias a ambas, realmente no imaginé que fuera a gustar tanto y claro que sí, estaré publicando más poemas con mucho gusto...
Besos

Publicar un comentario