jueves, 11 de noviembre de 2010

Gay demanda a lesbiana por custodio de niños en Londres


LONDRES, Reino Unido, nov. 11, 2010.- Insólito caso judicial en el Reino Unido.

Un donante de esperma homosexual, que es padre de dos bebés nacidos de una mujer lesbiana, quiere tener acceso permanente a "sus" niños.

La mujer lesbiana, de 40 años, y su pareja, llevaron este caso a la Corte de Apelación de Londres.
Estas dos mujeres están tratando de convencer a tres jueces británicos para revocar un veredicto anterior donde los niños deben pasar casi la mitad del año viviendo con su padre biológico, un hombre gay.

La madre, cuya identidad está protegida por la ley, está acusando al padre de intentar "marginar" a su pareja lesbiana. También insiste que el donante de esperma gay quiere "dominar" a las dos con su fuerte personalidad.

Al otro lado del caso está el hombre, un millonario a su vez en una relación estable con otro hombre. Tiene más de 50 años de edad, y afirma que es su derecho el ver a sus hijos.

Según su equipo de abogados, ambos pequeños deben dividir su tiempo en partes iguales entre él y su madre.

Este controversial caso comenzó en 1999. El hombre puso un anuncio en un periódico homosexual de Londres: 'Gay Times', con la esperanza de encontrar una pareja de lesbianas que estuvieran de acuerdo en tener a sus hijos.

El anuncio decía: "Hombre gay quiere ser papá. Blanco, guapo, rico, profesional, en relación feliz, persona privada, tiene todo. Menos los niños. Estoy buscando una pareja lesbiana que quiera tener hijos. Necesito poca participación. Tengo mucho que ofrecer. "

Poco después, una pareja de lesbianas (que vivían juntas por muchos años) respondió el anuncio. Entonces el hombre donó dos veces esperma, y la mujer lesbiana se embarazó en dos ocasiones gracias a inseminación artificial, ya que nunca existieron relaciones íntimas entre ellos.

Como resultado nacieron dos hijos: un niño (ahora de 9 años de edad) y una niña (ahora de 7 años).

A principios de este año, un tribunal local otorgó "residencia compartida" a la madre y el padre. El veredicto fue entonces que los niños deben pasar casi la mitad del año con él.

June Venters, la abogada que representa a la madre y su pareja, dijo que los niños eran "conscientes de las dificultades entre mamá y papá". También agregó que ambos niños están en riesgo de ser emocionalmente perjudicados por el conflicto.

La madre lesbiana acepta que los menores deben tener una relación significativa con su padre, y no está sugiriendo que el debería perder todos los derechos de visita con sus dos hijos.

Pero el equipo legal de la madre sostiene que una orden de residencia debe ser en favor de la madre y su pareja, que han sido conjuntamente las cuidadoras oficiales de los niños desde su nacimiento.

Mientras tanto, el abogado del padre, Alex Verdan, dijo a la Corte que su cliente había jugado un papel central en la vida de los niños desde que nacieron. También insistió en que "no es un caso de dos madres".

Desde el día que se puso el anuncio original, el padre había dejado claro que quería participar en la vida de sus hijos: que había desempeñado un papel de padre, incluyendo llevar al niño y a la niña a los médicos y el pago de sus cuotas escolares.

Durante más de tres años el padre gay y la madre lesbiana han lanzado numerosas acusaciones y contra-acusaciones entre ellos. Una de ellas es que el padre gay favorece al niño varón por encima de su hermana. Todas las partes reconocen que el niño está más a favor de ver a su padre que su hermana menor.

Los tres jueces en el tribunal de apelación de Londres, Lord Neuberger, Lord Patten y Lady Black, están aún por entregar su veredicto final sobre este caso.

Fuente: esmas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada