sábado, 25 de junio de 2011

Aprobaron el matrimonio gay en el estado de Nueva York


NUEVA YORK.- El Senado de Nueva York aprobó anoche la ley de matrimonio gay en ese estado, en una histórica votación que puso fin a días de especulaciones y duras negociaciones sobre el tema.

La "Marriage Equality Act" (Ley de Igualdad de Matrimonio) fue aprobada por 33 votos a favor y 29 en contra, con una serie de modificaciones en el proyecto original presentado por el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, respecto a ciertos derechos de las instituciones religiosas.

La iniciativa ya había sido votada el pasado 14 de junio por la Asamblea (Cámara baja), que también ratificó las enmiendas el jueves pasado.

El rol de Obama. La aprobación de la ley llega un día después de que el presidente Barack Obama alentó a los legisladores a apoyar los derechos de los gays durante un acto para recaudar fondos de esa comunidad en la ciudad de Nueva York

La comunidad gay festejaba este histórico momento en las calles de barrios neoyorquinos del East Village y West Village (Manhattan), según imágenes de los canales de televisión estadounidense.

De su lado, la sede de la legislatura en Albany (la capital estatal, 240 km al norte de Nueva York) era escenario de manifestaciones a favor y en contra del casamiento gay.

Hasta ahora, cinco estados estadounidenses (Iowa, New Hampshire, Massachusetts, Connecticut y Vermont) y el Distrito de Columbia (Washington DC) permitían el casamiento entre personas del mismo sexo.

Otros como Hawai, California, Nevada, Oregón, Washington y Nueva Jersey proponen a las parejas homosexuales uniones civiles, con lo que les otorgan los mismos derechos y deberes de los matrimonios heterosexuales pero sin el derecho a casamiento.

Según un sondeo publicado en marzo, la mayoría de los estadounidenses están a favor del matrimonio homosexual por primera vez en casi una década, con 53% contra 44%.

Fuente: la nacion

1 comentario:

mariposa dijo...

Venga! Yo si me casaba en New York City haha :)un pasito más para defender nuestros derechos.

Publicar un comentario