martes, 18 de octubre de 2016

Se celebra la primera unión civil entre personas de distinto sexo en las islas británicas


Un interesante debate se ha reabierto en el Reino Unido a raíz de la celebración, el pasado viernes, de la primera unión civilentre personas de distinto sexo en las islas británicas. Ceremonia que ha tenido lugar en la isla de Man, ya que la legislación de Gran Bretaña solo permite dichas uniones a las parejas del mismo sexo.

Hace cerca de dos años, Charles Keidan y Rebecca Steinfeld acudieron a la justicia cuando la administración les denegó la posibilidad de contraer una unión civil. La pareja aducía motivos feministas y de rechazo a las connotaciones patriarcales del matrimonio, la única opción que se les ofrecía. En enero de este año, su demanda fue rechazada en primera instancia, pero la pareja recurrirá ante el Tribunal de Apelaciones dentro de un mes para intentar que se les reconozca el derecho a formalizar su relación sin necesidad de casarse. Las legislaciones de Inglaterra y Gales, por un lado, y de Escocia, por otro, solo permiten las uniones civiles entre personas de distinto sexo.

La situación es distinta en la isla de Man. Esta dependencia, que no forma parte integrante del Reino Unido, aprobó su propia ley de matrimonio igualitario con posterioridad a las de la metrópoli. Al mismo tiempo, su Parlamento amplió la legislación sobre uniones civiles que ya existía, para incluir a las parejas de distinto sexo.

Adeline Cosson y Kieran Hodgson han aprovechado esta posibilidad para formalizar su unión en Douglas, la capital de la isla. La pareja, a diferencia de la formada por Keidan y Steinfeld, no descarta contraer matrimonio más adelante y ha preferido contraer una unión civil por “simplicidad”. Esta opción les permite disfrutar de ciertos derechos sin necesidad de “tener que casarse inmediatamente”. Cosson, que es francesa, se mostró sorprendida de que el Reino Unido solo permita estos enlaces entre personas del mismo sexo, a diferencia de lo que ocurre en su país natal.

La ceremonia ha reabierto el debate sobre la apertura de las uniones civiles a las parejas de distinto sexo. Tan pronto como esta semana podría celebrarse la segunda de estas uniones en la isla de Man, en este caso de una pareja londinense. El activista por la igualdad en el acceso a las uniones civiles Matt Hawkins expresó su deseo de que el Reino Unido adopte una legislación similar a la manesa. La medida, que ya se discutió durante la tramitación de la ley de matrimonio igualitario de Inglaterra y Gales, fue rechazada entonces por considerarla una maniobra dilatoria para retrasar la aprobación de norma principal. Las principales organizaciones LGTB se muestran favorables a la misma.

fuente: dosmanzanas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada